Climb, Renner y Brain fueron informados por los pocos caballeros restantes de que había invitados esperándolos después de que habían regresado al palacio.

“Blue Rose” había solicitado una audiencia.

En circunstancias normales, habrían sido llevados a esta sala de inmediato, pero los atuendos actuales del trío no eran apropiados. Especialmente Renner, cuya ropa decía doncella más que princesa. Estaban absolutamente empapados de sudor. Los caballeros recibieron instrucciones de traerlos después de una hora para darles a los tres suficiente tiempo para arreglar sus apariencias.

El ejército del Reino Hechicero se estaba formando fuera de la capital y podía atacar en cualquier momento. Para la capital y la defensa del castillo, los caballeros se movían de un lado a otro. Por eso tenían que ocuparse de las tareas domésticas, porque ninguna de las criadas estaba allí.

La mayoría de las doncellas que asistieron al palacio eran hijas de nobles. Habían huido del palacio a la mansión de su familia. Quedaba por ver si esa era la opción más segura.

Había escuchado de su maestra, Renner, que las atrocidades que el ejército del Reino Hechicero había cometido en su camino hacia la capital probablemente también se cometerán aquí. Esa fue una deducción lógica. Ningún lugar dentro de la capital estaba a salvo ahora.

Entonces, ¿qué se puede hacer para garantizar su seguridad? Renner había respondido a esta pregunta con la intención de abandonar la capital.

Debido a eso, Climb y Brain habían discutido en secreto sobre organizar un carruaje fuera del palacio. Si Renner decidiera huir, podría resultar útil.

Por supuesto, él sabía que Renner no tenía la intención de escapar en absoluto, pero no podía decir definitivamente que ella no cambiaría de opinión. Esto era solo un plan en caso de que lo haga.

Climb preparó agua y una toalla para que Renner se limpiara el sudor. Normalmente él habría preparado un baño para ella, pero solo tenían una hora, así que eso estaba fuera de cuestión.

Como las criadas no estaban allí, Climb no tuvo más remedio que ayudar a preparar a Renner. El deber de preparar el té cayó sobre Brain. La escena del espadachín hojeando los gabinetes tratando de encontrar té fue honestamente hilarante a pesar de que sentía pena por él.

Después de que Renner se hubiese limpiado el sudor y se había aplicado perfume, mientras ella se cambiaba el vestido, los dos hombres aprovecharon para ducharse.

A diferencia de las mujeres, a diferencia de la princesa, los dos hombres se prepararon a través de procesos mucho más simples.

Se desnudaron, dejaron que el agua bajara de sus cabezas y se limpiaron. Un enjuague secundario más tarde y todos estaban listos. Claro, también tuvieron que cambiarse a ropa limpia, pero todo el proceso no tomó más de diez minutos para los dos.

Pasó una hora que parecía más corta de lo que debería y los tres estaban listos. Renner parecía haber captado algunos olores desagradables mientras se olisqueaba el pelo y la muñeca. Climb no podía oler el olor a sudor, pero podía oler ligeramente el olor del aceite y el humo que le habían infundido en el pelo cuando ella cocinaba. No debería haber sido tan notable después de que se mezcló con el aroma de su perfume.

Los caballeros no solo condujeron a Lakyus.

La totalidad de Blue Rose estaba presente. Lakyus era la único con vestido, el resto estaban en equipo de combate. Parecían los guardaespaldas de una mujer noble.

Climb estaba un poco sorprendido.

De hecho, Lakyus no vino sola normalmente, pero era raro verlas a todas juntas. Esta podría haber sido la primera vez que se unieron.

“He tomado el tiempo de lo poco que tenían, pero aun así las hice esperar. Lo siento mucho por eso”.

“No, está bien. No le informé de mi llegada antes, así que esta fue una visita improvisada. Debo agradecerle por tomarse el tiempo para reunirse con nosotras. Ah, no hay necesidad de té. No tenemos tanto tiempo después de todo “.

Justo cuando Renner estaba a punto de preparar el té que Brain había conseguido, Lakyus la detuvo.

“Oy, Lakyus. Siento que deberíamos tener suficiente tiempo para tomar una taza de té, ¿verdad?”

La que habló fue Evileye. El resto de Blue Rose asintió con la cabeza, de acuerdo, causando una expresión de sorpresa en la cara de Lakyus.

“¿Todas … quieren tomar té?”

Evileye suspiró profundamente a propósito.

“La princesa ha sido tan amable de dar la bienvenida a los invitados que entraron sin avisar con té, ¿sería nuestra líder tan cruel como para rechazar su oferta? Qué chica tan indiferente. Oy, musculoso”.

Ella no recibió respuesta de Gagaran. Aunque las miradas de todos en la habitación estaban fijadas en Gagaran, ella fingió no haber escuchado y visto nada en absoluto.

“Oy, tú con la expresión tímida, mujer que se hundiría hasta el fondo si cayera al mar”.

De hecho, estaba siendo completamente ignorada. Evileye suspiró en voz alta en respuesta a su comportamiento.

“Oy, Gagaran”.

“Oy? ¿Oh? ¿Qué? ¿Para qué me necesitas? ¿Qué está pasando, Evileye?”

“… quieres beber algo también, ¿verdad?”

“Ahhh, sí. Tengo ganas de tragar una gran cantidad de líquido. Probablemente podría beber diez litros si tuviera que hacerlo”.

“Qué, incluso … ¿Sabes cuánto tiempo has perdido solo para oírme decir eso … Mmm, lo que sea. Independientemente de cuánto haya, jefa, ¿podemos conseguir algo también?”

“Haaaah, por supuesto que está bien … ¿estás bebiendo también, Evileye?”

Los ojos de Lakyus se abrieron mientras hablaba. De hecho, si Evileye también bebiera, Climb estaría tan sorprendido como ella. Para beber el té, tendría que quitarse la máscara, pero por lo que Climb sabía, esta hechicera no se quitaba la máscara bajo ninguna circunstancia.

Evileye no respondió a su pregunta, solo se encogió de hombros como para decir que no.

“Bueno, entonces, remojaremos el té mientras la jefa y la princesa hablan. Te garantizo que el té será más rico de lo que puedas soñar”.

“¿Eh? Ya lo has vertido en una tetera tibia, ¿eh?”

Lakyus dijo con una expresión de sorpresa cuando Tia asintió.

“Puede que no tengamos suficiente teniendo en cuenta la cantidad de personas aquí. Ya veremos.”

Tia comenzó a servir el té, pero sus movimientos eran tan refinados que estaba claro que no sería suficiente para todos. La cultura del té de este país dictaba que nadie podía beber hasta que todos tuvieran una taza, por lo que Lakyus frunció el ceño. Tal como ella había dicho, la tetera tibia no contenía suficiente líquido para los ocho ocupantes de esta habitación.

“Lo siento, pero yo no quiero”

“Ah, lo mismo aquí”.

Climb rechazó una taza después de que Brain lo hiciera también. Eso no significaba que tenían suficiente té para el resto de ellas. Incluso cuando esos dos fueron descartados, la cantidad de té que tenían todavía era inadecuada para seis personas.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *